Las residencias de Geriatros se caracterizan por estar diseñadas para la comodidad de la persona mayor y para el correcto desarrollo del trabajo de sus profesionales. Así, sus salas, comedores y pasillos son de gran amplitud; se prioriza la entrada de luz natural; las superficies están dotadas de suelos antideslizantes y de ayudas al apoyo; no hay ningún elemento que pueda entorpecer el paso o causar daño físico alguno; el mobiliario está adaptado y sujeto a las paredes y las habitaciones disponen de llamador.     
Las instalaciones de los centros Geriatros cuentan con las siguientes dependencias:

Una vez realizado el ingreso de la persona mayor en el centro, cada uno de los técnicos de las distintas disciplinas realiza una valoración de su estado físico, mental y social. El objetivo es la elaboración de un plan integral que cubra todas las necesidades del individuo para alcanzar el adecuado nivel de bienestar
El usuario tiene a su disposición atención médica y de enfermería las 24 horas del día. Además, el equipo médico del centro realiza un seguimiento periódico del estado de salud del mayor, en coordinación con el profesional asignado del centro de salud correspondiente y con el resto del cuadro técnico de la residencia, del que se destaca un trabajador de referencia asignado a cada mayor.  
Igualmente Geriatros pone a disposición de los residentes completos servicios de fisioterapia y rehabilitación. Para ello se diseña un programa individual con sesiones adaptadas a cada persona. Del mismo modo, las residencias cuentan con personal experto que presta atención psicogeriátrica en los casos en que se precisa.
La calidad de vida que Geriatros garantiza a sus residentes incluye también atención social y programas de animación sociocultural, porque los mayores se jubilan del trabajo, pero no de la vida. Además, en aras de la integración social de los residentes, se desarrollan una serie de eventos en los que las familias son llamadas a participar; también se incentiva la intervención de los residentes en la vida del entorno social más próximo.

Nuestros servicios se destinan tanto a personas autónomas, que desean envejecer cuidados y en compañía, como a personas que sufren cualquier tipo de dependencia. El objetivo es satisfacer las distintas necesidades de los usuarios y de sus familias por lo que también disponemos de estancias diurnas y temporales (un fin de semana, una semana, una quincena, un mes...).

Nuestras puertas siempre están abiertas para que los residentes reciban el cariño y la compañía de su familia y amigos e incluso compartan mesa y mantel.         

Nuestros centros han sido diseñados priorizando la entrada de luz natural y la amplitud de los espacios

Nuestros centros han sido diseñados priorizando la entrada de luz natural y la amplitud de los espacios